Fomento detecta a 449 transportistas de mercancías y pasajeros sin autorización

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha detectado una bolsa fraudulenta de 3.118 transportistas de pasajeros y mercancías que operaba en Castilla y León sin la autorización administrativa correspondiente. Durante 2011, los servicios de inspección y vigilancia de la Junta reforzaron e intensificaron las medidas de control y lucha contra la economía sumergida y la competencia desleal en el sector, con el fin de evitar el intrusismo profesional, ya que el Ejecutivo entiende que puede verse agravado por la situación económica del país.

En ese sentido, fuentes del departamento de Antonio Silván indicaron a Ical que la Junta de Castilla y León es consciente de que el descenso de la actividad económica ha provocado un

 

Asimismo, Fomento programó durante 2011 la realización de inspecciones selectivas entre las que destacaron el control del uso indebido de autorizaciones de transporte, los tiempos de conducción y descanso, la manipulación del aparato tacógrafo y limitador de velocidad y el exceso de peso en sectores como la remolacha o la madera. También, se controló el transporte de viajeros, sobre todo 30 rutas del Transporte a la Demanda y la seguridad en el transporte escolar. En total, la Consejería controló 142.525 vehículos y formuló 18.940 denuncias.

La ausencia de autorización para dedicarse al transporte en la Comunidad forma parte de los cuatro grupos de infracciones más habituales entre los transportistas castellanos y leoneses. En concreto, de las denuncias que se formularon el pasado año, éstas representaron el 16,46 por ciento, es decir, 3.118. Sólo los profesionales de León y Zamora, con 449 y 437, fueron los que generaron más de un cuarto de las sanciones. También, en Valladolid se interpusieron 391; en Burgos, 372; en Segovia, 362; en Salamanca, 346; en Soria, 262; en Ávila, 252, y en Palencia, 247.

En el marco de las 731 inspecciones a empresas, el personal de la Junta realizó controles a 85 compañías de transporte público de mercancías que no efectuaron el visado de sus autorizaciones en 2010 y tampoco lo renovaron en 2011. Esta actuación supuso la revisión de 142 autorizaciones. También, se examinaron 52 certificados de conductores de terceros países, se requirieron documentos de control a 567 profesionales, se inspeccionaron 103 empresas cargadoras y 24 operadores de transporte.

Además, sobre el cabotaje, se controlaron a 1.823 vehículos extranjeros en las carreteras de Castilla y León, aunque sólo se hincaron cuatro denuncias por carencia de licencia comunitaria. También, los controles sobre la documentación de los vehículos dieron lugar a 2.534 denuncias en la Comunidad, la mayoría en Burgos (453), Segovia (423) y Soria (392).

Descansos y manipulación del tacógrafo

También, cuatro de cada diez transportistas sancionados no respetaba los tiempos de conducción y descanso que recoge la normativa sobre seguridad vial y sociolaboral, lo que también genera una competencia desleal. Estas denuncias supusieron el 48,46 por ciento del total, en concreto, 9.179, ya que incluyen el exceso de tiempo de conducción (3.424), la manipulación de los discos (3.424), la falta de descanso diario (1.754) y la conducción ininterrumpida (699).

En las inspecciones a empresas, se controlaron los tiempos de conducción y descanso en 519 operadoras y a 1.674 vehículos de 1.775 conductores y se analizaron 68.078 jornadas de trabajo, lo que derivó en 152 denuncias por